La confrontación violenta

Este término se utiliza para describir una reunión de dos o más combatientes dónde ambos o uno, realiza a conciencia daño, psicológico o físico.

Aspectos a considerar en un enfrentamiento violento

Aspectos fisiológicos: Frente al estrés físico intenso, los procesos mentales normales más básicos se vuelven extremadamente difíciles, afectando nuestro cuerpo de las siguientes maneras.

Visión de túnel: bajo tensión extrema la atención visual se centrará principalmente en la amenaza más grande. y como resultado, se tendrá una pérdida temporal de la visión periférica.

Exclusión auditiva: Al igual que con la visión de túnel, se centrará en la amenaza más grande y contará con la incapacidad de oír por un período de tiempo. Por ejemplo, es probable que no escuchemos a alguien que nos grita.

Estímulo Electrotérmico: Una reacción de la piel que nos eriza los bellos de los brazos y la parte posterior del cuello.

Compresión Tiempo / Espacio:  Habrá una sensación de desaceleración en el paso del tiempo y se percibirá un cambio en las relaciones espaciales. Esto es causado por la incapacidad para juzgar la velocidad y la distancia con precisión y el equilibrio entre ambos. En otras palabras, todo el mundo parece moverse en cámara lenta.

Pulso y respiración: En una situación de estrés, el pulso y la respiración siempre se verá afectada. Aumenta el ritmo cardíaco y la respiración se vuelve rápida y superficial.

Coordinación y reflejos: La coordinación de las manos y de la vista queda gravemente afectada, especialmente la coordinación de la mano y los dedos. Las manos tiritan sin control.

Seguimiento Mental: En situaciones de estrés más alto, como situaciones de vida o muerte, la capacidad de una persona para hacer un seguimiento de los detalles de la situación que tienen lugar sobre su entorno se vuelve casi imposible. En la mayoría de los tiroteos policíacos, cuando se consulta a los oficiales, por lo general no recuerdan cuántas municiones dispararon. Este concepto de la conciencia de los detalles, no sólo se aplica a una situación de disparos, también se aplica en conflictos mano a mano y armas blancas.

El cóctel químico 

Las reacciones que acabamos de describir son el resultado de la respuesta de supervivencia del cuerpo a una situación potencialmente letal. Este “cóctel químico” crea un desequilibrio caracterizado por rigidez muscular general y pérdida de la motricidad fina. Entre las hormonas que secretamos están:

Adrenalina: hormona suprarrenal que estimula la acción nerviosa automática.

Molecular Thoughts

Noradrenalina: hormona que se forma naturalmente en las terminaciones nerviosas del cuerpo durante los momentos de temor.

Cortizol: Una hormona cristalina que se libera en las terminaciones nerviosas del cuerpo durante los momentos de temor.

La reacción de la mente, aspectos psicológicos

Ea respuesta a este desequilibrio, el cuerpos secreta potasio para contrarrestar los efectos del sodio. Este proceso lleva tiempo y reduce nuestra capacidad para reaccionar. Sin embargo, siempre debemos tratar de minimizar el impacto que este cóctel químico tiene sobre nosotros con el fin de mejorar nuestros tiempos y formas de reacción. Esto se puede lograr mediante un entrenamiento adecuado para mantener la calma, “una mentalidad” adecuada.

Derrumbe de la Mente 

“La mente consiente”: Es la parte pensante y aunque sólo toma segundos para tomar decisiones, esos segundos podrían ser vitales en una situación extrema. El proceso de toma de decisiones es demasiado lento para mantenernos con vida. La mente consciente es un obstáculo, haciendo que tengamos que analizar detenidamente en vez de reaccionar correctamente.

“La mente sub-consciente”: Sólo se desarrolla a través de la repetición física y mental correcta (la memoria muscular) en el entrenamiento. Se debe tener perfección en cada repetición, por ello es fundamental comenzar con movimientos lentos, si entrenas mal, o si la formación es demasiado complicada o demasiado detallada, en una situación de peligro la “mente subconsciente” se que se hace cargo no será capaz de responder adecuadamente a la situación, tus movimientos y decisiones serán erradas. Por eso decimos que, en cualquier tipo de situación de combate, una persona debe confiar en su formación con el fin de sobrevivir.

La mentalidad optima de lucha 

La mentalidad óptima para el combate se da cuando nos hemos preparado mentalmente (tanto consciente como subconscientemente), física, emocional, tácticamente y técnicamente para soportar los rigores del combate, incluso prolongados en el tiempo, bajo condiciones extremadamente adversas, pero siempre manteniendo la eficacia.

El desarrollo la mentalidad para la defensa 

Al igual que el cuerpo la mente tiene que estar condicionada para responder o no funcionará correctamente en defensa ni en combate. Cuando te enfrentes a una situación de combate, desearás que tu mente esté libre de distracciones para que toda la atención se centre en la misión que tenemos: salir de la situación de peligro lo más rápido posible, arrancar y pedir ayuda si es necesario. Tienes que estar mentalmente preparado para las lesiones, por ejemplo, si te encuentras en medio de una pelea con cuchillos, debes saber que vas a resultar cortado o si estamos en un tiroteo debemos entender que podemos recibir un disparo.

Recuerde, el tiempo de respuesta es un factor crítico para sobrevivir a un enfrentamiento violento en un entorno. No pierda el tiempo en el análisis de conjeturas en un intento de tomar la mejor decisión posible. El tiempo ahorrado en el proceso de reflexión le salvara la vida.

Una de las cosas más importantes que debes recordar, es la regla Uno Más, si te involucras en una pelea mano a mano, podría haber un cuchillo, si hay un cuchillo, podría haber otro… o un arma de fuegoTodo el tiempo debes estar alerta y mantenerte un paso por delante.

EL TRIANGULO COMBATIVES KAPAP 

Con el fin de analizar cómo reacciona una persona durante el combate influenciada con el miedo, es importante comprender los estados mentales y físicos que se puede experimentar en el pre-conflicto, conflicto y posconflicto, como la ansiedad de combate, definida como “la anticipación de peligro”. Esta anticipación puede conducir a un deterioro gradual de las habilidades mentales y físicas, siendo los principales efectos:

A. Estrés de supervivencia durante el conflicto :  Síntomas mentales y fisiológicos, detallados anteriormente. La percepción de temor objetivo, que incluye el miedo a la muerte, a lesionarte, a hacer daño, toma de decisiones incorrectas, miedo al fracaso, o simplemente el miedo por sí mismo.
Una vez que te sientes amenazado, mientras más tengas miedo, mayor será el cóctel químico, esto no está bajo el control voluntario. Sin embargo, la reacción a la amenaza, puede ser fuertemente moldeada por la formación y el entrenamiento que se reciba antes del conflicto.

B. Estrés de combate después del conflicto : 

El efecto de contragolpe (BACKLASH), que se conoce a la vasodilatación (aumenta el flujo de sangre normal) Por lo tanto, es fundamental que todas las heridas, por armas de fuego, heridas de armas blancas o heridas en general, sean tratadas tan pronto como sea posible.

Otro de los efectos es la ralentización visual. Se reduce el aporte de oxígeno a los fotorreceptores, especialmente a las células de la retina. Esto a su vez, se traduce en una pérdida temporal o distorsión de la visión de una persona.

Todos los sentidos, proporcionan al cerebro un flujo constante de información. Sin embargo, cuando el cerebro se centra en una actividad o una amenaza, el cerebro “sintoniza” el sistema sensorial para que proporcione la información más relevante en ese segundo. Los demás sentidos serán pasados a segundo plano. Se trata de un fenómeno conocido como el estrechamiento perceptivo o la atención selectiva.

“Pelear, huir, detenerse” , el último comportamiento es el más peligroso para nosotros, sin embargo es una opcion, a veces no hacer nada es lo mejor, otras se debe actuar  si o si.

La preparación para el combate o la defensa, se considera una parte integral de la supervivencia. La combinación de la preparación aeróbica (cardio / respiratoria) y anaeróbica (fuerza) no sólo mejora la capacidad de una persona para sobrevivir, sino que contribuye a la salud a largo plazo. 

Los practicantes de sistemas israelíes, descubrieron que cuando se entrenan las capacidades motoras de modo constante y especifico, se influye inmediatamente en el rendimiento de las capacidades utilizadas de manera natural por nuestro cuerpo en una situación de estresante, mejorando así el rendimiento general y la habilidad para superar cualquier amenaza, incrementando las probabilidades de supervivencia.